Junio 7th, 2014 por Mauro

Yo sigo

Siete consideraciones personales sobre la movidica de El Jueves.

1- Me parece una barbaridad lo que ha hecho la dirección de RBA destruyendo una tirada solo para intentar hacer desaparecer una portada. También es vergonzosa la prohibición que ha impuesto a la redacción de El Jueves de que se mencione el asunto de la monarquía en cualquier posible portada futura de la revista. Además, fue un error chungo de la redacción intentar silenciar estos dos hechos el miércoles pasado.

2- Nunca he formado parte del consejo de redacción de la revista y jamás he tenido ni voz ni voto en la elaboración de sus portadas o decisiones editoriales, las cuales no siempre comparto.

3- Sin embargo, siempre se me ha permitido expresar mi opinión personal sobre todo aquello que me ha dado la gana desde mi rinconcito. En 14 años que llevo colaborando para la revista he realizado alrededor de 1000 páginas. En la redacción nunca me han censurado ni una sola de ellas y siempre me las han pagado puntualmente todas.

4- En el lugar de Manel, Monteys o Guillermo, habituales autores de las portadas de la revista, es muy posible que yo también me hubiese largado como he hecho siempre que en cualquier medio me han censurado alguna colaboración o me han impuesto condiciones ideológicas inasumibles.

5- Respeto mucho la progresiva fuga de algunos autores, pero recalco que no es una medida de presión solidaria decidida colectivamente. No se propone con esta acción ninguna solución a ninguna situación. Todas las dimisiones son decisiones individuales y creo que sinceras e irrevocables. Son, por supuesto, consecuencia de la nefasta gestión del propietario de la revista, pero que pueden desembocar en la muerte inmediata –o la lenta decadencia– de la única revista de humor del estado que en estos momentos permite ganarse la vida a medio centenar de dibujantes y a muchos otros trabajadores. Una excepcional rareza editorial en nuestros tiempos que, a corto y medio plazo, será imposible volver a erigir y a cuya desaparición prefiero no contribuir.

6- Por todo esto, siempre y cuando me siguen pidiendo colaboraciones, me sigan dejando opinar libremente en ellas lo que quiera y, sobre todo, siga existiendo la revista, yo voy a seguir entregando.

7- Superfuerte abrazo tanto a los que han decidido hacer el lemming como a los que estamos dispuestos a hundirnos con el barco.

39 Comentarios » | Permalink

39 Comentarios en “Yo sigo”

  1. Manuel Says:

    Te siguen dejando opinar libremente siempre que no hagas una portada del rey. También había mucha gente que decía que la dictadura no era mala porque ellos “no se metían en problemas”, pero eso no quiere decir que no fuera una dictadura.
    Por otro lado comprendo que debe ser jodido dependiendo el pan de tanta gente de las decisiones de uno.

  2. Mauro Says:

    Manuel: en “El Jueves” jamás me han dejado hacer una portada de nada. Cuando quiero hacer una portada de lo que quiera la propongo en el TMEO, revista asamblearia libre que pertenece a sus autores y que contribuyo a mantener con mi trabajo gratuito en sus páginas y consejo desde hace 28 años.

  3. Denn Says:

    Tengo algunas preguntas:
    ¿Todos los que colaboraban en el Jueves cobraban por su trabajo? ¿O tal vez sólo los más conocidos?
    En la revista se hacía mucho humor y mucha crítica con profesionales de otros medios. Por ejemplo, desde que entró a gobernar el PP, se han hecho muchísimas referencias y bromas respecto a que los profesionales de TVE, que si son “fachas”, “lacayos”, “manipuladores”, etc. ¿Crees justo que ahora los que os quedáis en “El Jueves” seáis blanco de ese mismo tipo de bromas y críticas? ¿Entenderías que el público que se alimentaba de ese tipo de pensamiento crítico en vuestra revista, ahora lo usara contra vosotros?
    Bueno, nada más, para finalizar espero que la vida no cambie mucho ni para ti ni para los que os quedáis. Ya hay mucha gente criticando vuestra decisión, pero yo la comprendo, la apoyo, y os deseo suerte.
    Saludos.

  4. Álvaro Says:

    Si no hace falta que te vayas, no la va a comprar ya nadie.

  5. Rafael Says:

    A ver si lo he entendido bien.Mientras te paguen y sea a otros a quien censuren todo ok. BRAVO CAMPEÓN!

  6. carpen Says:

    Es lo se viene llamando ser un esquirol… primero dejé de comprar el país, ahora el jueves… Triunfazo de la oligarquía

  7. Alberto Es Zu Says:

    Como ya he dicho en otros medios, tanto los que os vais como los que seguís contáis con mi apoyo incondicional, no es mucho teniendo en cuenta tantos años de risa que me habéis dado. Empecé a interesarme por vosotros a los 16 y llevo ya 9 años de buen humor.

    Respecto a aquellos que dicen que no van a volver a comprar la revista, quería decirles un par de cosas:

    1 Me parece una forma absurda de quejarse. La culpa no es de “El Jueves”, sino de RBA (y de la casa real, pero no lo van a admitir). Al hacer eso, sois básicamente cómplices del hundimiento de la revista.

    2 La medida de presión que yo llevo a cabo es dejar de comprar material a RBA y cancelar la suscripción a dicha editorial.

  8. Jacob Says:

    No lo acabo de entender: “yo también me hubiese largado como he hecho siempre que en cualquier medio me han censurado”, pero como no me lo han hecho a mi, pues me quedo. Es esto?

  9. jobb Says:

    En resumiendo: necesito las perras.

  10. Molina Says:

    Por la cantidad ingente de trolls soltando su exabrupto se deduce que has hecho la decisión más sensata y cargada de lucidez del mundo mundial. Aupa ahí, Mauro.

  11. JOAN Says:

    Qué fatigoso resulta leer tanta dureza en consejos y juicios para otros que nadie aplica luego en su vida. Por Dios, que todos tenemos que tragar en nuestros trabajos y eso no nos convierte ni en esquiroles ni nada. Si te cansas te vas del trabajo, si aguantas pues aguantas. Dejad que cada uno tome la decisión que crea oportuna. Mierda de listos.

  12. Rafael Says:

    Ahora Joan nos va a decir lo que podemos opinar y lo que no.Mierda de Joan.

  13. DelaHoz Says:

    Aunque todos estemos de acuerdo en que lo sucedido con la prohibición de la portada es lamentable, juzgar la decisión de empleados y colaboradores de manera tan frívola y disparatada demuestra una falta de empatía absoluta.
    No debe ser fácil tanto para los que se quedan como los que se van, mucho menos en una situación que se presta a lecturas cargadas de grises.
    Entiendo a los que optan por abandonar, incómodos por trabajar con un editor que ha actuado en contra de sus principios. Entiendo el calentón y la protesta, como entiendo que ésto podría desembocar en un éxodo que tal vez diera cabida a una publicación alternativa, por poco viable que suene a priori.
    Pero también entiendo perfectamente a los que se quedan, probablemente muchos de ellos como Mauro no acepten siempre todas las ideas que plantean sus compañeros en el resto de tiras, páginas o portadas (dejando de lado el obvio punto en común que comparten como artístas gráficos, no se trata de una mente colmena, verdad) aunque les haya costado horrores encajar tamaña censura en una revista satírica.
    Si optan por seguir adelante con la idea de combatir al sistema dentro del sistema me parece loable y de una lógica aplastante.
    Marcharse no significa dejar al resto de compañeros en la estacada, de igual manera que quedarse no tiene nada que ver con someterse al control de la monarquía, el estado y la madre que los parió.

    Pensemos un poquitín antes de escupir a lo loco, POR FAVOR.

  14. Cagael Says:

    Eso, Joan, cállate tú la voca. Viva la libertaz.

  15. Hache Says:

    Me parecen terriblemente injustos e incongruentes muchos de los comentarios que habéis dejado por aquí. La libertad de expresión y de opinión, es una cosa. El permitirse sentenciar a alguien de esas maneras (esquirol, vendido, blablabla) os aseguro que no tiene nada que ver con la libertad de expresión y de opinión. De hecho hay una cosa llamada presunción de inocencia que a todos los que os las dais de defender tanto las libertades, parece que ni os suena.
    Yo me quito el sombrero con la decisión de Monteys, Fontdevila, Vergara, Guillermo, Alcázar y cia. Pero ni remotamente se me ocurriría juzgar a los que se quedan, por su decisión. Porque ni conozco sus circunstancias personales, ni entiendo donde está el crimen en tratar de que no desaparezca una publicación, que como muy bien apuntaba creo que Monteys, con censura y todo seguirá diciendo más que la mayoría.

    Yo he decidido no volver a comprar la revista después de años y paños como lectora fiel. Pero mentiría si dijera que el conflicto moral, ahí está. La duda entre colaborar a la desaparición de una revista donde ya se ha practicado la censura por una cuestión de principios ó la de colaborar a su continuidad para que aún parcialmente silenciada, su voz siga escuchándose en lugar de contribuir al terrorífico SILENCIO.

    Espero no equivocarme, pero desde luego, vergüenza me daría juzgar sin conocimiento a los que han optado por el otro camino.

    Así que, señores linchadores de dibujantes no dimitentes, tienen uds. la boca muy grande. Antes de exigir tanta libertad y democracia, deberían estudiar un poco el significado de esos términos.

  16. Manuel Says:

    Respeto la decisión de los que se han quedado, igual que creo que los que se han ido han sido muy valientes. Hay muchos motivos que justificarían el quedarse: muchos trabajos dependen de la revista (y no sólo los dibujantes de primera fila que probablemente tuvieran fácil encontrar otro hueco), o simplemente necesito el trabajo y no me puedo permitir dejarlo tal y como está la cosa. Sin embargo el “justificar” la censura porque no me ha tocado a mí me parece muy cobarde, y más en una revista que puede presumir de haberse metido siempre con todos sin casarse con nadie. ¿Cómo eran aquellos versos de Martin Niemoller?

    Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
    guardé silencio,
    porque yo no era comunista,

    Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
    guardé silencio,
    porque yo no era socialdemócrata,

    Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
    no protesté,
    porque yo no era sindicalista,

    Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
    no protesté,
    porque yo no era judío,

    Cuando vinieron a buscarme,
    no había nadie más que pudiera protestar.

    Pues nada, suerte y espero que los que os quedáis no tengáis que acordaros de estos versos

  17. DelaHoz Says:

    Manuel, te invito a que leas de nuevo el punto cinco y reflexiones sobre lo siguiente:

    “Respeto mucho la progresiva fuga de algunos autores, pero recalco que no es una medida de presión solidaria decidida colectivamente. No se propone con esta acción ninguna solución a ninguna situación.”

    Desconozco lo que está ocurriendo ahora mismo en la redacción y si se van a tomar medidas para impedir y combatir los vetos que impone RBA, pero como mínimo les doy el beneficio de la duda y jamás se me ocurriría pensar que los que se quedan vayan a actuar como si la cosa no fuera con ellos.
    Algunos están olvidando que El Jueves es la principal víctima.
    Comprendámos la necesidad de salvar la cabecera y que un hipotético curso de acción en el que se pueda prescindir de RBA y mantener la distribución en quioscos no es tarea sencilla.
    ¿Por qué tenemos que dar por hecho que no se va a intentar siquiera?

  18. David Says:

    Yo puedo entender en parte tu actitud, Manuel. Vivimos tiempos difíciles y darle la espalda a cualquier ingreso no es una decisión fácil. Ahora bien, tu actitud me parece que es la de otros casos ya vividos en otras situaciones (me viene a la mente la televisión de Valencia, por ejemplo). El Jueves no es solo una revista de humor, también es una “herramienta” para hacer llegar un mensaje a muchos ciudadanos, eso sí, en clave de humor. Al menos, eso era antes. No se trata de apoyar a un compañero, sino de mostrarse en contra de una actitud, de luchar contra esta pseudo-democracía que tenemos. Cada uno desde su lugar, cada uno con las “armas” que tiene. RBA es la culpable, sus directivos lo son, no los autores, pero me parece absurdo vetar la compra de otras publicaciones de esta editorial y no hacerlo con El Jueves. ¿Acaso el resto de autores y trabajadores son culpables? Quizás, como pasa con nuestra Constitución y con gran parte del sistema, la revista se ha quedado obsoleta, atrapada en sus estatus, acomodada. Quizás es hora de un cambio y (quizás) esté en manos de todos estos autores que no han permitido formar parte del “juego” de la censura.

  19. juanito Says:

    Mauro. Me parece la explicción más coherente de todas las que se han dado hasta ahora. La redacción de El Jueves no ha gestionado bien la historia, tratando de camuflarla burdamente con su explicación a doble página, y no dando la cara después. El dibujo del abuelito JLMartín es patético.Y porfavo,… los versos de BBrecht, estas alturas de la humanidd, son ranciofact del peor.

  20. Hache Says:

    Para Manuel, el que cita a Niemoller, me permito añadir unas líneas más al poema:

    Cuando vinieron a censurar a los dibujantes, yo no dejé mi trabajo por solidaridad con ellos, porque yo no era dibujante…

    Porque…disculpa la indiscrección…¿eres dibujante? ¿tienes un trabajo que abandonar?

    No vale decir que “has protestado”. Que desde el sofá de casa por internet no tiene mérito, oiga…

  21. Anna Says:

    “yo también me hubiese largado como he hecho siempre que en cualquier medio me han censurado alguna colaboración o me han impuesto condiciones ideológicas inasumibles”
    Si RBA no encontrara un dibujante al que contratar porque TODOS se negaran a trabajar para ellos porque no respetan la libertad de expresión de sus trabajadores, seguro que se lo pensarían a la hora de censurar un trabajo de un ilustrador.
    Desgraciadamente tu mentalidad es la que impera en nuestra sociedad actual. Han conseguido que los trabajadores no consigamos nunca nuestras reivindicaciones por no estar unidos.
    Yo también cometo errores, pero no es un eror decirte que hoy has perdido una lectora.
    Salud y suerte.

  22. Gascueña Says:

    Me parece una opción personal la que defiendes Mauro, pero creo que olvidas algo, la dignidad de los lectores.
    Tengo 60 años, siempre he leido El Jueves, como antes leí Papus, Por Favor, Hermano Lobo, La Codorniz…
    En fin que soy uno de los fieles a las revistas satíricas y mordaces con la realidad sociopolítica y más.
    Y creo que me merezco un respeto por parte de aquellos que en su momento se comprometieron (quizás tu no) conmigo como lector.
    Me va a costar muchisimo a partir de esta semana pasar por delante de un El Jueves y no llevármelo a casa conmigo. Pero ya no tiene credibilidad, partís los que os quedáis de una premisa la prohibición editorial. ¿Como saber a partir de ahora que está censurado y que no?.

    Nunca protesté por incorporaciones o por abandonos, pero por aquí no paso.

    Un abrazo. Os deseo lo mejor pero me temo que con otro público menos comprometido.

  23. Molina Says:

    Gascueña, siempre te quedará el Tmeo, hombre. Pasa de esas revistas apolilladas y suscríbete al Tmeo. Gesto más comprometido y superenrollao, imposible. Incluso te lo envían a Benidorm si quieres.

  24. dunh Says:

    Esperaré que al menos Angel Sefija de una versión más lúcida del asunto

  25. Galais Says:

    Hola, Mauro. Un par de preguntas nada más. ¿No se ha intentado -o no se puede intentar en el futuro- una acción colectiva para presionar a RBA? ¿Por qué la huelga hasta que depongan esa política editorial no es una opción? ¿Teníais algún espacio u ocasión de interaccionar los dibujantes y el consejo de redacción? No te mosquees, pero el asunto tiene pinta de dilema clásico de acción colectiva, es lógico que los lectores vean “héroes del pueblo” y “esquiroles”.

  26. Oscar Says:

    Ni caso a gente como Rafael & CIA. Seguro que tragan mierda en sus curros a paladas si es que lo tienen y como están amargados van soltando sus miserias y dogmas por los rincones.

    Mi solidaridad tanto con los que os quedáis como con los que se han ido.

  27. mikel Says:

    Una pena, yo respeto mucho que sigais, pero me suscribire a TMEO y la Gallina vasca. Invertire mas para seguir riendome y tratando que los buenos dibujantes puedan seguir viviendo de su arte, pero no volvere a confiar en RBA, ni a darles un duro.

  28. Mauro Says:

    Carol:

    Resumiendo:
    -No, no se ha intentado ni la ha planteado nadie en ningún momento.

    -Es una opción suicida, pero podría haber sido una opción, claro (más suicida aun es dimitir irrevocablemente). Pero el consejo decidió no hacer frente a RBA y Monteys dimitió del mismo por eso. Al día siguiente dimitió también de la revista y ni consideró lo de la huelga. Pregúntale a él si quieres su razones para no plantearla, pero vamos, están muy claras y me parecen muy lógicas.

    -El colaborador común de “El Jueves” no ha tenido ni tiene ninguna voz ni espacio de interacción con el consejo nunca. Todas las decisiones las conocemos una vez tomadas, como en cualquier otra revista comercial.
    En esta ocasión, cuando nos hemos enterado de lo que pasaba (cada uno por su cuenta por distintos medios), nos hemos encontrado con dos únicas opciones: lanzarnos al vacío o quedarnos en un barco torpedeado.

    Si quieres más detalles llámame o escríbeme, que no doy abasto. Salud.

  29. Mauro Says:

    Para todos:

    Muchas gracias a todos los que habéis hecho esfuerzo para entender las razones tanto de los que se van como de los que nos quedamos. Yo también entiendo perfectamente tanto a los que van a seguir comprando la revista como a los que no.

  30. alejo alberdi Says:

    Ninguno de los colaboradores de la revista que se han ido ha censurado a los que se quedan, así que los bocachanclas anónimos que sí lo hacen (y habría que verles si se planteara algo similar en sus respectivos trabajos) deberían cerrar la puta boca

  31. JOAN Says:

    Mauro: Ahora puedes entender que la quema de brujas puede darse en muchos lugares y en muchas épocas. Salud.

  32. Galais Says:

    Gracias, Mauro, lo veo más claro ahora. No sé por qué cuando uno se imagina El Jueves por dentro ve salas llenas de mesas de dibujo, como la Bruguera en la película sobre Vázquez. Sé que no es así, óbviamente, pero no sabía si en algún momento, de cuando en cuando, vuestra presencia era requerida. Si nunca os veis ni habláis entre vosotros, la acción colectiva es muy difícil. De todas maneras, no lo descartaría en un futuro, tenéis un editor muy cabrón y ahora ya lo sabéis.

  33. Marnofler Says:

    Todo esto parece un despropósito salido de madre. Como ha dicho alguien, aun con censura El Jueves seguirá diciendo más que los demás. Quien quiera la libertad absoluta que compre el TMEO. Yo estoy contigo.

  34. reygecko Says:

    No seré yo quien critique a los que se quedan (a los que se fueron, mi mayor respeto y admiración) porque dudo que yo fuese tan valiente de irme de mi trabajo en una situación similar.

    Mucho ánimo para todos y, desde mi universo de piruletas y unicornios, espero que pueda materializarse una revista con los grandes dibujantes que se han ido (a los que, en mi universo, se unirían los que se quedaron) porque yo sería, desde el minuto cero, uno de sus suscriptores.

    Un saludo y mucha mucha fuerza.

  35. Angel Marcuende Says:

    He visto que en el Jueves sólo quedáis los becarios y tú, y perdona, pero el número que leí era un fanzine cutre, no lo volveré a leer.
    Tú, aguanta, Mauro, que el paro es duro. Las razones que das sobre tu situación dan un poco de vergüenza, son así como de pringadillo.

  36. Carlos Salvador Says:

    Última frase del 5º punto de la explicación de Mauro:
    “Una excepcional rareza editorial en nuestros tiempos que, a corto y medio plazo, será imposible volver a erigir y a cuya desaparición prefiero no contribuir.”
    No hace falta tener mucha visión editorial para entender ésto, y es perfectamente respetable no darle la importancia histórica que tiene (especialmente en un país como éste), pero también es estúpido obviarlo en favor del menosprecio gratuito.

  37. Pedrolas Says:

    Gran pérdida la de Anna y ole tú way of life. Si algún día te ves muy apurado, monta unos bolos con los Tiki Twangers.

  38. El Jueves: La revista que secuestran los viernes - Canino Says:

    [...] y alrededor de una veintena de colaboradores abandonaron la revista. Fue una salida que, como matizó Mauro Entrialgo, no venía de una decisión colectiva para presionar y negociar una solución, sino que se trataba [...]

  39. 10 años del número 1573: cuando 'El Jueves' fue "La revista que secuestran los viernes" - Canino Says:

    [...] y alrededor de una veintena de colaboradores abandonaron la revista. Fue una salida que, como matizó Mauro Entrialgo, no venía de una decisión colectiva para presionar y negociar una solución, sino que se trataba [...]

¡Deja tu comentario!